La comida, otra virtud de La Buena Vibra Hotel

Enfrijoladas con chipotle.

Además de lo maravilloso que es el la estancia en Hotel La Buena Vibra en Tepoztlán (Morelos, México), hay que resaltar que su restaurante es más que bueno, con riquísimos platicos de cocina mexicana e internacional que dejan muy feliz al paladar. 

Mis mañanas fueron felices gracias a los platillos que salen de lo ordinario: crepas vegetarianas, enfrijoladas al chipotle, itacate tepozteco vegetariano, huevos benedictinos, además de los tradicionales chilaquiles y huevos en sus diversas presentaciones. También se sirven deliciosos jugos, fruta y pan recién horneado. 

Por las tardes el menú incluye platillos que se antojan de verdad, pescado, carnes rojas, pollo, pastas y demás; pero lo que llamó fuertemente mi atención fueron las 7 ensaladas para los 7 chakras, de las que tuve la oportunidad de probar dos: Manipura (lechugas, fresa, mango, semillas de girasol, nuez garapiñada con adereso de fresa) y Suadhisthana (espinacas con arándanos, queso de cabra, manzana verde, adereso de yogur, hierbabuena, albahaca y cúrcuma), todo un deleite. 

El servicio es amable y platicando con el personal me enteré que ahí mismo se cultiva el 70 por ciento de los vegetales, hierbas de olor y frutos que se usan en sus platillos, el resto es surtido del mercado local, así que todo es 100 por ciento orgánico. 

Como podrás ver, si vas en busca de alimentación sana o vegetariana, también Hotel La Buena Vibra la ofrece y de gran sabor. 

Por otra parte, requiere mención aparte el lugar, confort e impresionante bella vista del Tepozteco. Los pájaros cantan, las mariposas vuelan y todo es tranquilidad en este espacio donde comer y beber se convierte en toda una experiencia.