Mercados en Roma, diversión y almuerzo


Yo sigo sin entender esos tours que te dan un día y medio libre para "vivir Roma", cuando a mí nunca hay tiempo que me alcance para recorrer esta bellísima ciudad. Algo que me encanta hacer es simplemente caminar y dejarme llevar para encontrar o reencontrar espacios encantadores.

Sal del lugar donde te hospedas, ve hasta el centro y camina sin rumbo fijo, así descubrirás las innumerables fuentes y plazas que hay por doquier. Verás que todo está muy cerca y pregunta o abre bien los ojos para que puedas llegar a alguno de los mercados que suelen ponerse por las mañanas y donde podrás comprar ensalada de frutas por 3 Euros y jugo de naranja natural (toda una rareza) por 2.50 Euros. Sí, ya sé que eso no es una ganga en América, pero créanme que lo es en Europa.

Estos mercados son los ideales para encontrar los regalitos para amigos y familiares, pues encontrarás botellitas de aceite de oliva que van desde los 4 hasta los 8 Euros, dependiendo el tamaño y la calidad, bella pasta, utensilios de cocina y más. Yo encontré un precioso juego de botellas con vinagre balsámico y aceite de oliva por 30 Euros, pero ese fue un regalo para mí.

Aún si no piensas comprar nada, es muy divertido pasear en los mercados y conocer el tipo de legumbres, frutos, flores y demás cosas que se venden. Pero también es un lugar excelente para encontrar el almuerzo del día porque puedes comprar algún sadwich preparado, una botella de vino y frutas y luego hacer picnic en alguna plaza o jardín de la ciudad.

Algunos mercados:

Campo de' Fiori, que está muy cerca de la Paza Novona; Porta Portese, en el barrio de Trastevere (solo los domingos); Mercado Testaccio, en la plaza del mismo nombre; y muy cerca de la Fuente de Trevi en la Via Lavatores se pone otro mercadillo.

Tip: Todos los mercados abren temprano y se retiran a más tardar a las 2 pm.