Camino Real Polanco, carisma y comodidad


Hace unos 4 años conocí el Hotel Camino Real de Polanco (Ciudad de México) y en aquella ocasión, qué aún no tenía blog ni nada de esto que hago hoy en día, no me di la oportunidad de recorrerlo. En aquel entonces me gustó, pero ahora le encontré mayor carisma y debo también resaltar la comodidad de sus amplias habitaciones.

Es un hotel grande (con más de 700 habitaciones y 8 espacios para comer y beber de lo lindo) que además tiene una estructura extraña en la que si no te pones buzo bien te puedes perder un poco, yo en cada ocasión que fui hacia mi habitación no le atiné a la primera pero eso es parte de la diversión, o me pregunto si sería tal vez que andaba yo muy distraída; en fin, me reí más de una vez por estas razones.

La habitación era muy amplia y cómoda, con balcón hacia el jardín que sinceramente le da un toque de tranquilidad a la estancia que no hay que olvidar es en una de las ciudades más grandes y ruidosas del mundo. Una serie de servicios en la habitación para consentir a los huéspedes hacen la diferencia: servibar, 3 aparatos telefónicos con doble línea, televisión con servicio on command e internet inalámbrico, conexión a computadoras portátiles, caja de seguridad electrónica, mesa de trabajo, un sillón de descanso, perchero, mirilla y seguro en las puertas; baño grande secadora de cabello y amenities de Bath & Body Works.

En cuanto al hotel en general, me sorprendió la cantidad de restaurantes y bares con que cuenta: China Grill, La Huerta, María Bonita, Bice Bistro (aquí comí y luego les contaré), Centro Castellano, Token Café, Café Tamayo, Blue Lounge , Moon Bar y están por abrir dos espacios más.

También hay agencia de viajes, alberca, gimnasio, room service las 24 horas, boutique, cajero automático, y lo que me gusta más: piso Camino Real Club. Les explico, cuando reservas tu habitación como parte de este club tiene acceso a un salón donde todo el día hay snacks y bebidas, y por la mañana puedes tomar ahí un desayuno buffete que incluye fruta, carnes frías, cereales, yogourt, pan, jugos, café y té.

Considero que Camino Real es una cadena que ofrece calidad en servicio e instalaciones y lo único que podría yo criticarles es que aún cobren su servicio de internet, el que por cierto es caro y la tendencia actual es abrir el servicio aunque no sea sólo en áreas comunes.

Así pues, muy bien la pasé en Camino Real y aquí vale la pena mencionar que Polanco es una de las zonas más entretenidas de la Ciudad de México, donde encontrarás infinidad de lugares para comprar y salir a toda hora. Incluso Chapultepec queda muy cerca de ahí.

Por último, no puedo dejar de mencionar la fuente que se encuentra en la entrada del hotel, la que dicen es única en el mundo, y es bonita pero si la vez por un rato incluso resulta hipnotizante.