Misión Guanajuato y sus malas tácticas de venta | Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

3 ago. 2011

Misión Guanajuato y sus malas tácticas de venta

El lunes pasado (agosto, 2011) recibí una llamada telefónica desde el Hotel Misión de Guanajuato para invitarme a un coctel con motivo del 35 aniversario de la cadena, para lo cual, según me contaron, querían dar a conocer los 35 hoteles que tienen en el país y compartir algunos regalos y más con los asistentes.

Me pareció una buena oportunidad para obtener información acerca de los Hoteles Misión así que decidí aceptar. La cita era el 2 de agosto a las 7:30 pm en el hotel Misión Guanajuato. Luego, ayer mismo, día del evento, recibí otra llamada para que confirmara mi asistencia, me pareció sinceramente extraño tanto interés porque fuera… bueno, si hasta importante me sentí jajaja.

A las 7:30, puntualita llegué hasta la recepción del hotel, pregunté por el evento de aniversario y me pasaron a un escritorio que estaba justo a un lado. La chica de nombre Rosa María, me saluda y antes de cualquier otra cosa, saca un formulario y comienza a preguntarme mi nombre, edad, tarjeta de crédito… QUÉ!!!??? Ahí le pregunto de qué se trata, pues me habían dicho que era un coctel de aniversario. Responde que así es, pero que para darme el “regalo” que consta de noches de hospedaje en cualquiera de sus hoteles en plan europeo, con lo que sólo tengo que pagar… bla…bla…bla… debo dar mis datos completos. Le explico que no es de mi interés pertenecer a un programa de privilegio, ni recibir su “regalo” si no sé ni de qué se trata. Me responde que en un momento más me explicarán (cuánto sospechisismo me cae!!)

Llega un joven, saluda, me pide que lo siga y me dice que en el salón hay barra libre (me vería cara de borracha?); se lleva el formulario, llegamos a un pequeño salón con 3 mesas y me ofrece algo de tomar, les respondo que un refresco y me insiste con el vino, pero le digo que con un refresco está bien. Y vuelve a querer sacarme la información: nombre, edad, tarjeta de crédito… Le digo que lo que a me interesa es conocer la propuesta de sus hoteles, los servicios que tienen, si tendrán promociones con motivo del aniversario y ese tipo de cosas, y me contesta que eso me lo dirá después de llenar el formulario. Para entonces, yo ya no estaba tan contenta y le digo que no quiero dárselos que me platique de los hoteles. El también ya evidentemente molesto, insiste diciendo que es simple formalidad para tener mis datos, a lo que le digo que mis datos ya los tienen, tanto que me llamaron a mi casa y por mi nombre.

Se enoja, se para y me dice que lo siga a la recepción, lo sigo y él va a paso acelerado frente a mí; llegamos a la recepción, se voltea y se va sin decirme más nada. Me quedo extrañada y le digo a la chica del escritorio que no es lo que yo esperaba; amable me dice que si lo que quiero es información, esa me la mandan por correo electrónico, y adiós. Entonces, le dejo mi tarjeta de presentación y me retiro.

Pensé qué esas tácticas de venta ya no se usaban. Atraer a la gente con engaños y luego darles casi una patada para que se vayan si no quieren comprar, no son modos de conseguir clientes, los compradores ahora somos más listos y no caemos con tanta facilidad.

Acerca de Tips de Viajero

Mamá, amiga, hermana, mexicana, blogger de viajes. Viajo y comparto en mi blog, redes sociales y ahora también en video, mis experiencias de viaje en familia.

También te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.