viernes, 20 de mayo de 2011

Paseo por La Crucecita en Huatulco

Algo que me encanta de Huatulco, Oaxaca (México) es que tiene de todo: playa, lugares maravillosos para el ecoturismo como selva, las montañas, zona arqueológica y cascadas; y hasta una playa nudista muy cerca; pero además cuentan con un hermoso ambiente de pueblo en La Crucecita.

Una tarde de tu visita a Huatulco debes dedicarla a pasear y conocer La Crucecita (Plaza Principal), donde encontrarás además de las típicas tiendas de souvenirs y artesanías, un agradable espacio para sentarte y simplemente dejarte abrazar por el ambiente pueblerino que envuelve al lugar. Es el lugar perfecto para tomarse la foto del recuerdo y también para contratar algún servicio de recorrido por las cercanías, pues ahí mismo está un módulo de información turística.

A los alrededores se pueden encontrar restaurantes y cafeterías diversas, Terracota es recomendable para tomar un café, y qué decir de La Crema con sus pizzas en horno de piedra. Pero además está la iglesia de La Crucecita que tiene a la Virgen de Guadalupe como su patrona y lo más interesante de este lugar es que hay en su techo, la imagen de esta virgen más grande del mundo, que fue pintada por el artista mexicano José del Signo.

Luego de pasar por la iglesia lo justo es ir al pecado y a unas cuadras de La Crucecita y sobre la calle Bugambilia está La Probadita, que es un excelente lugar para conocer la variedad de mezcales que hay en la región, así como probar y comprar chocolates, quesillo, mole, café, cremas de mezcal, pan de yema y artesanías, entre muchos otros productos.

Y cuando el calor apremia, lo mejor será comprar agua fresca de frutas y diversos sabores en La Zamora en una esquina de esta plaza o “parque” como la llaman algunos lugareños, en las calles Framboyán y Bugambilia. Verás que seguro vas a dirfutar mucho de tu paseo.