La rumba se respira en las calles, especialmente al caer la tarde | Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

15 abr. 2011

La rumba se respira en las calles, especialmente al caer la tarde

Primera parte de este viaje de @athewa por Colombia AQUI

Los aficionados a la tauromaquia se reúnen alrededor de la plaza de toros para llenar sus botas de ron y posteriormente ingresar al recinto. Suena potente el Himno de Colombia, seguido del Himno de Manizales: "Manizales, beso tu nombre / que significa juventud / beso la orilla de tu Cielo / y de pie te canto salud.".

Anochece y a las afueras de la plaza se encuentra instalada una fila de negocios de comida. El aire está impregnado de un delicioso aroma a carne a las brasas y el aguardiente anisado y la música de ballenato hacen mover las caderas de los presentes.


Yo los miro contenta mientras pruebo la gastronomía del lugar.

Pero la noche es joven y los ánimos están al máximo, así que nuestros amigos nos llevan a un centro nocturno. Un antro, como decimos en México, música variadita, en inglés y en español, y de repente un grupo de música tropical empieza a tocar.

Toda la ciudad se ve así. Clubes nocturnos a reventar, dicen que por la feria, pero quizás también sea porque Manizales es una ciudad habitada principalmente por universitarios, según me cuenta Willy, nuestro guía oficial y anfitrión.

Al día siguiente termina la feria, pero no la aventura.

Willy nos dice que no podemos irnos a Medellín sin visitar el Nevado del Ruiz, así que seguimos su consejo y agendamos nuestro recorrido con una de las agencias de viaje de la ciudad, compramos guantes y gorritos para protegernos del frío y empezamos el recorrido.

En el camino nos detenemos para desayunar: chocolate con arepas y queso fresco y un tintico: una taza tradicional de café colombiano.

Entre más cerca se está del Nevado, las vistas se vuelven más impresionantes... y también aumenta el frío, por lo que nos ofrecen un té de hojas de coca, preparado en agua con panela (piloncillo).

Una vez en la montaña y con tan fascinantes vistas, no es difícil imaginar por qué este sitio era considerado sagrado entre los indios Quimbayas.

De regreso en Manizales preparamos nuestras maletas y nos disponemos a continuar con nuestro recorrido: esta vez llegaremos a Medellín, para después dirigirnos a Cartagena, desde donde saldrá nuestro avión de regreso a México.

"En el camino a Medellín tarareo el Himno a Manizales y disfruto las vistas del atardecer en las montañas que forman el eje cafetalero colombiano".

Tercera parte de este viaje de @athewa por Colombia AQUI




Acerca de Tips de Viajero

Mamá, amiga, hermana, mexicana, blogger de viajes. Viajo y comparto en mi blog, redes sociales y ahora también en video, mis experiencias de viaje en familia.

También te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.