martes, 28 de diciembre de 2010

Viajes para pecar: playas nudistas


Una de las prácticas más sexys y atrevidas que se puede realizar en pareja es el nudismo, pero a la hora de decidirse a visitar una playa nudista por primera vez tal vez no sabes a dónde ir; o si ya lo has hecho, no está de más conocer algunas otras opciones.

La onda del nudismo entró en moda en los años 50 y desde entonces las playas nudistas tomaron fuerza. Si tu plan es realizar un viaje para pecar, qué mejor que visitar la primera playa que hubo en el mundo de este tipo, entonces habrá que dirigirse a Francia e ir a Montalivet. Los que saben, dicen que ese lugar no tiene comparación.

Pero si lo que buscas es adentrarte por completo en el concepto nudista, entonces tienes que ir a Cap d'Agde en Francia, donde no sólo la playa es para andar como Dios te trajo al mundo, pues es común encontrar gente que se pasea en bici o hace las compras completamente desnudo. Por otra parte, en la Isla San Martín, en el Caribe, se encuentra Orient Beach y el Orient Club, que es el sitio ideal para hospedarse y seguir practicando el nudismo.

Otra playas nudistas cercanas a México son Sunny Isles, en Florida; Red, White y Blue Beaches en Santa Cruz, California; Ocho Ríos, en Jamaica; Playa del Naufragio en Vancouver, Canadá; y Little Beach, en Maui, Hawai.

Pero en México también tenemos playas nudistas y unas de las más conocidas están en Oaxaca y son Zipolite y Playa del Amor que están juntitas, son una misma pero con diferente nombre, sólo divididas por algunas rocas. En la Riviera Maya, están varios resorts con este concepto, como es el caso de Playa Natural, Villas Azulik y Hidden Beach y Playa Sonrisa, del que me ha encantado su slogan: “All you need is your smile”.

Y si buscas una opción para hospedarte en Zipolite, Oaxaca: Hotel Nude.

¿Qué tal, te atreves a tener unas vacaciones estilo Adán y Eva?



lunes, 27 de diciembre de 2010

Planeando los viajes del 2011

Este 2010 está a poco de concluir y así como hace unos días les conté sobre los viajes que hice este año, ahora es el momento de pensar en las salidas que haré el próximo. Sé que algunos viajes se harán realidad y otros tantos se quedarán en planes, pero eso no me desanima porque me hace ilusión pensar en todos los sitios que es posible visitar así lo logre o no.

Dos escapadas que ya tengo listas y que haré en los primeros días del 2011, son a Lagos de Moreno donde he reservado en el Hotel Hacienda Sepúlveda; y Guadalajara, donde me hospedaré en el Hotel Boutique Villa Ganz. De ambos les estaré contando muy pronto.

Luego de eso, no tengo muy claro el panorama pero sí sé que quiero volver a Acapulco porque es un clásico de clásicos en nuestro país, que mi hija no conoce; Los Cabos será un destino obligado para marzo, donde me hospedaré en Melía Cabo Real y ME Cabo.

Ixtapa, Puerto Vallarta, Cuernavaca, Querétaro, Morelia y Los Azufres en Michoacán, Mineral de Pozos, Puebla, Ciudad de México y Riviera Nayarit entre otros son los posibles lugares por donde pasearé. Mi México necesita tanta promoción que de verdad quisiera poder visitar lo mencionado y más, y contarles las maravillas que hay en cada lugar para que se animen a ir también.

Por otra parte, en el extranjero planeo ir a Italia, seguramente alguna ciudad de Estados Unidos y quizá por fin logre volver a España; pero algo más que quisiera hacer es tomar un crucero. Por años me resistí y la verdad es que me causan algo de temor, pero estoy decidida a superarlo y si se presenta la oportunidad no lo pensaré mucho y me lanzaré a los mares.

En fin, que estos son mis propósitos de año nuevo y... suelo cumplirlos en su mayoría.

¡Felices fiestas y mejores viajes para el 2011!

martes, 21 de diciembre de 2010

Kidzania para divertirse y aprender


Se acerca una de las mejores temporadas para visitar la Ciudad de México (vacaciones de invierno que es cuando muchos citadinos salen a provincia), así que anímate porque seguro encontrarás buenas tarifas de hotel y gran cantidad de actividades para realizar en familia. Si vas con niños, un lugar divertidísimo para pasar el día es Kidzania en Santa Fe.

Al llegar, abordas el avión de la diversión, pues los boletos se adquieren en un lugar réplica exacta de un área de registro de conocida aerolínea. Haces un pago único de 110 pesos por adulto y 180 pesos por niño de 4 a 16 años y recibes tu boleto que es un pase de abordar (precios de 2010). 

A cada niño se le da una cierta cantidad en kidzos, que es la moneda a usar en el interior de Kidzania. El concepto es interesante porque los niños pueden comprar por ellos mismos lo que les guste con sus billetes y si se los acaban no hay forma de comprar más, la única opción es que trabajen para así obtener una paga con kidzos, con los que podrán seguir gastando.

¿En qué puede trabajar? Entregando paquetes de DHL, en la gasolinería, en la estética, en la Servicios Panamericanos entregando dinero a las tiendas, lustrando calzado, pintando, capacitándose para ser piloto de avión, etcétera. Hay muchos lugares donde puede trabajar, pero también muchos donde puede gastar y hacer su propia pizza, sus chocolates, libretas o un vestido para su muñeca.

¿Los papás que hacemos mientras? Tenemos varias opciones, entrar al salón de padres, andar atrás de las criaturas todo el día o sentarte a disfrutar de un café o cualquier otra botana. El lugar tiene garantía de seguridad, así que tus niños pueden andar por todo el lugar y tienes la confianza de que no podrán salir sin ti, porque a la entrada colocan brazaletes a toda la familia lo que hace imposible que otro adulto se lleve a un niño que no le corresponda.

En fin, que es un lugar muy pero muy divertido, lo único malo es que en temporada vacacional cierran una hora en la tarde, y no precisamente porque lo necesiten creo yo, sino para echar a todos para afuero y que no se queden ahí todo el día, así tienen la posibilidad de volver a recibir la misma cantidad de gente por la tarde con el respectivo cobro.

lunes, 20 de diciembre de 2010

A dónde viajé en este 2010

Hotel Maroma Secrets Cancún
El año está a punto de terminar y cómo ya no pienso viajar en lo que resta de diciembre, es momento de hacer el recuento y ahora veo que visité 10 ciudades y me hospedé en 18 hoteles en los que dormí unas 39 noches. Nada mal si consideramos que es puro hobbie. De la cantidad de comidas en restaurantes ya mejor ni hablamos porque quizá no las recordaré todas.

Comencé el año después de haber pasado una de las más grandes tristezas de mi vida y qué mejor qué ir a la playa para sentirse un poco mejor, por eso me dirigí a Ixtapa en febrero. Luego, llegaron las vacaciones de Semana Santa y Disney fue el destino elegido, así que pasamos unos maravillosos días en Anaheim y Los Angeles disfrutando de los parques.

Dos puentes de mayo me permitieron visitar San Diego y conocer los excelentes servicios de Volaris, y luego ir a Tepoztlán y hospedarme en la tranquilidad de Casa Azúcar. En junio, estuve dos días en Cancún y ni la amenaza de huracán pudo nublar mi estancia. Ya en julio, un festejo familiar fue el pretexto para ir a San Miguel de Allende, donde me hospedé en el Hotel La Puertecita.

En octubre el bello Huatulco fue el lugar que elegí para descansar unos días y así revisitar el Hotel Barcelo y conocer el Camino Real Zaashila. Apenas dos semanas después, a principios de noviembre, mi rumbo fue Chiapas y entonces hice uno de los viajes que recordaré por siempre gracias a Finca Argovia.

En el mismo mes de noviembre, viví mi reencuentro con Zacatecas y tuve mi primer encuentro con el hermosísimo Hotel Quinta Real.

Estuve en la Ciudad de México varias veces en el año, y todas por diversas causas; desde pasar un rato con amigos, disfrutar con la familia o asistir a algún evento, como fue el caso de la FITA. Esta serie de escapadas fueron la ocasión para hospedarme en el Gran Hotel de la Ciudad de México, Hotel Corinto, Hotel La Casona y Hotel Sevilla Palace, entre otros hoteles.

Así más o menos fue este 2010 y definitivamente el 2011 pinta excelente para viajar.

Gracias a trabajadores del turismo

Hotel Camino Real Huatulco
Una sonrisa al llegar, “hasta pronto y buen viaje” al despedirse, habitaciones limpias, bellos jardines, deliciosas comidas… recepcionista, gente de limpieza, meseros, cocineros, choferes, azafatas, pilotos, gerentes de hoteles y restaurantes… en fin miles y millones de personas que hacen que pasemos unos buenos días de descanso y diversión.

Cada vez qué viajo no dejo de pensar en el montón de gente que trabaja desde la madrugada, hasta altas horas de la noche o toda la noche, en fines de semana y días festivos para que yo y los míos pasemos unas vacaciones agradables; si bien, ese es su trabajo, la sonrisa y la amabilidad no hay dinero que la pague y he de reconocer que en mi país (México) son cada vez más los que se esmeran porque la estancia del visitante sea de lo mejor.

Cuando estoy en un hotel suelo despertar temprano y salir a caminar por el lugar; entonces, me encuentro un ejército de gente trabajando para que cuando los huéspedes estén de pie encuentren el lugar limpio y un desayuno caliente en la mesa. Sin importar cuántas horas llevan trabajando, voltean a verme y con una sonrisa me regalan un “¡Buenos días!”, y créanme que eso no hay tarifa que lo pague. Por eso, hoy y siempre mi más humilde reconocimiento a todos ellos, que día con día limpian la habitación donde me hospedo, a los que me acercan un plato, a los que atienden mis peticiones, a los que hacen que llegue con bien a mi destino… a todos y cada uno de ellos: GRACIAS!!

jueves, 16 de diciembre de 2010

Descuentos en Hoteles Boutique

Ayer me llegó el boletín sobre una promoción que tendrá la Asociación de Hoteles Boutique de México y es verdaderamente tentadora. Recordemos que se trata de pequeños hoteles con gran servicio ubicados en diversos puntos de la República Mexicana.

Mañana 17 de diciembre de las 9 de la mañana a las 6 de la tarde, comunícate para hacer tu reservación en cualquiera de los hoteles que conforman esta asociación, que está tan segura de su promoción que además ofrecen que “si encuentra mejor oferta por parte del mismo hotel (con condiciones idénticas en cuanto a fechas e inclusiones) avísenos y se lo respetaremos”. Así no hay quien se resista.

martes, 14 de diciembre de 2010

Hotel Sevilla Palace, en el corazón del DF

Hace años tuve un jefe que cada vez que viajaba a la Ciudad de México gustaba de hospedarse en el Hotel Sevilla Palace, fue en ese entonces cuando escuché por primera vez ese nombre; ahora he tenido la oportunidad de conocerle y me encontré con un hotel de gran tradición para los hombres de negocios que suelen acudir a la capital del país y gustan de su servicio y ubicación.

Llegué por la tarde al Hotel Sevilla Palace y cómo tenía un rato libre aproveché para recorrer sus pasillos, instalaciones y el restaurante por supuesto. Me enteré que tiene 24 pisos, unas 400 habitaciones y en su último piso hay un asoleadero, piscina y gimnasio, lástima que es invierno y no me fue posible darme un chapuzón, pero la vista de la ciudad desde ese lugar (si no hay mucho smog) es muy interesante.

El Secreto, un gran proyecto para Huatulco

Hace unos días en la Ciudad de México tuve la oportunidad de asistir a la presentación de El Secreto Destination Resort y quedé impresionada, pues promete y bien!!

El Secreto estará ubicado entre dos grandes reservas naturales: el río Copalita y la laguna Las Garzas, en Huatulco, Oaxaca. Con una extensión de más de 300 hectáreas contará con valles, playas, arrecifes y gran calidad en los servicios turísticos.

Pero lo que más llamó mi atención es que el proyecto contempla un máximo de cuidado y protección del medio ambiente, pues vale la pena recordar que Huatulco es uno de los destinos turísticos de América que cuenta con la certificación Green Globe, por lo que se pretende seguir trabajando de esta manera y ayudar a mantener la sustentabilidad y el equilibrio en materia de protección ambiental.

martes, 7 de diciembre de 2010

México 200 Años, no te la debes perder

A todos a quienes comenté que iría a Palacio Nacional a ver México 200 Años La Patria en Construcción, me asustaron diciéndome que las colas eran enormes, que pedían credencial de elector y revisaban hasta “las muelas picadas” por lo que el ingreso era leeeennnntttoooo; sin embargo, ni las malas referencias ni el dolor de hombro me detuvieron y hasta allá me dirigí el sábado pasado (4 de diciembre 2010), bastante tarde y resignada porque seguro tardaría horas para entrar, pero fue todo lo contrario.

Una fila de no más de 8 metros y un montón de elementos de seguridad mal encarados me recibieron con gritos advirtiendo que no se podía ingresar con bultos, carreolas, cámaras, bebidas, cigarros, encendedores, chicles, gorras, lentes oscuros, dulces, plumas y otros objetos. Revisaron mi bolsa, encontraron una botella de agua cerrada y chicles, y me dieron dos opciones: tirarlos o dejarlos en paquetería por 10 pesos, y ¡los tiré!

Hotel La Casona, confortable y mucha tranquilidad

Una hora antes de los programado llegué el pasado viernes al Hotel La Casona en la Ciudad de México, con un dolor espantoso en el hombro a causa de un leve accidente casero ocurrido un día antes, una buena desvelada y bastante hambre; pero todo eso pasó a segundo plano en cuanto vi lo acogedor del lugar y la enorme amabilidad de su personal.

La bella casona ubicada en la esquina de las calles Durango y Cozumel en la Colonia Roma-Condesa, que data de principios del siglo pasado y que ha sido catalogada monumento artístico por el Instituto Nacional de Bellas Artes, hoy alberga al Hotel Boutique La Casona, que debo resaltar es uno de los hoteles donde mejor he dormido.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Fin de semana en la Ciudad de México

Cualquier pretexto es bueno para darse una pasadita por el Distrito Federal y aprovechar las virtudes que sólo la Ciudad de los Palacios puede ofrecer, desde sus excelentes servicios de hospedaje, en restaurantes, bares y teatros, hasta las exposiciones y atractivos que son todo un suceso.

El pasado fin de semana, con el pretexto de ver a grandes amigos antes de que el año termine, me dirigí a la gran Ciudad de México y para hospedarme en esta ocasión elegí el muy confortable y bello Hotel Boutique La Casona, del que les contaré más adelante en un post especial, pero además regresé a comer a Fonda La Garufa, fui al teatro, visité el Hotel Melía, eché un vistazo al Hotel Fiesta Americana, ambos en Reforma, y me reencontré con los churros de El Moro.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Oro de Earth Check para Barcelo Huatulco

Me acabo de enterar que el Hotel Barceló Huatulco recibió recientemente la certificación Oro de Earth Check por el extraordinario desempeño en el cuidado al medio ambiente, lo que pude constatar en mi reciente visita y es por eso que creo que vale la pena mencionarlo.

Earth Check es una certificadora de nivel internacional que tiene presencia en 110 países, con 1500 miembros. Y vale la pena mencionar que para recibir la certificación Oro, Barceló Huatulco debió haber recibido antes 5 certificaciones de plata consecutivas. Fue en 2004 cuando se le otorgó el primer reconocimiento y desde entonces no se ha bajado la guardia en esta lucha ambiental.

De Europa a América por 400 Euros en vuelo redondo

Cuando encuentro ofertas que son interesantes me gusta mencionarlas en mi blog, pero cuando además de esto, son en apoyo a una causa las promuevo con más ganas, por eso dedico el post de hoy a estos vuelos de ida y vuelta que Air Europa está ofreciendo a un precio cerrado de 400 euros para ir a diversos destinos del continente americano.

Air Europa puso en funcionamiento una web especial cuyo objetivo es recaudar fondos para UNICEF, dónde se pueden comprar vuelos de larga distancia al precio fijo de 400 euros, ida y vuelta con todos los gastos incluidos. De cada una de las ventas, Air Europa destina 30 euros a proyectos de esta organización.

 

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Pago y recuperación de taxes de EUA

Este post lo comenzaré recordando que en Estados Unidos los impuestos se pagan a nivel local, estatal y federal, pero los dos primeros no se aplican en todos los estados. Por lo tanto, si el objetivo principal de tu viaje es el shopping, lo mejor será que te alejes de California y Nueva York por ejemplo, que son los estados donde más impuestos se pagan.

En Estados Unidos el porcentaje que se paga de impuestos varía de un estado a otro e incluso de un condado a otro, debido a los ya mencionados diferentes niveles de taxes, así en California y Nueva York el cargo que se hace por este concepto va del 9 al 12 por ciento. Pero no te desanimes porque así como estos dos y otros más cobran bastante, también hay lugares donde se paga muy poco o nada.