miércoles, 24 de noviembre de 2010

Nuevas medidas en aeropuertos de México

A partir del 1º de diciembre de este 2010, entran en vigor nuevas medidas en todos los aeropuertos de la República Mexicana, lo anterior va con el objetivo de protegerle frente a la amenaza de explosivos líquidos. Por lo tanto, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, a través de la Dirección General de Aeronáutica Civil, dispuso que se restrinjan la cantidad de líquidos, geles y aerosoles que se llevan consigo.

Leyendo este comunicado, me doy cuenta que no dista muchos de las medidas que interpuso Estados Unidos desde hace años, así que no hay porqué alarmarse, simplemente ahora siempre harás tu equipaje como si viajaras al extranjero.

A continuación, te transcribo lo publicado en dicho comunicado:

* Los líquidos, geles y aerosoles para uso cosmético o de higiene personal, en envases individuales de una capacidad no superior a 100 ml (o su equivalente) dentro de una bolsa de plástico resellable (STEB) de una capacidad no superior a 1 litro (o su equivalente) por pasajero. El contenido debería caber sin dificultad en la bolsa de plástico, que luego se cerrará completamente.

* Medicamentos, leche y alimentos para bebé (siempre y cuando el bebé vaya abordo de la aeronave) y necesidades dietéticas especiales. No es requerido que estos productos se coloquen dentro de la bolsa de plástico resellable (STEB) referida en la excepción 1 de este inciso, siempre que la cantidad sea razonable a la necesidad del pasajero y de su itinerario.

* Los líquidos, geles y aerosoles incluyen: agua y otros líquidos potables, sopas, jarabes, mermeladas, guisados, salsas y pastas; alimentos en salsas o de alto contenido líquido; cremas, lociones, cosméticos y aceites; perfumes; aerosoles; geles, comprendidos los geles para el cabello y la ducha; el contenido de envases a presión (p. ej., aerosoles), comprendida la espuma de afeitar, otras espumas y desodorantes; pastas, comprendida la pasta dentífrica; mezclas de sustancias líquidas y sólidas; rimel; brillo labial o bálsamo labial; y todo otro artículo de consistencia similar a temperatura ambiente.