miércoles, 1 de septiembre de 2010

Madrid Fusión en su paso por México

Fabulosa cocina en el escenario.
Por primera vez desde su inicio en 2003, Madrid Fusión sale de su sede y llega hasta la capital del Estado de Guanajuato (ubicado en el centro de la República Mexicana), para contagiarnos con sus aromas, colores y sabores en lo que se llamó el I Encuentro Internacional de Gastronomía Madrid Fusión-México.

Realizado el pasado 30 y 31 de agosto tuvo más de 1800 asistentes, entre los que se encontraban un 70% de profesionales (chefs, sous chefs, ayudantes de cocina, enólogos y más) y 30% de estudiantes de carreras relacionadas con la gastronomía.

La inauguración ocurrió el lunes 30 de agosto y luego del breve acto oficial, llegó el chef Mauricio Navarro, del Hotel Villa María Cristina de Guanajuato, con un válido argumento para elegir como tema Los moles contemporáneos. Cuando alguien nace, en el bautizo, en la primera comunión, en la boda, en el cumpleaños y para toda ocasión en México se hace mole, advirtió al momento de ofrecer guayabas; y fue así como los aromas comenzaron a invadir el Auditorio del Estado, donde fue instalada una fabulosa cocina, y el chef preparó un mole de guayaba.

Quique Dacosta.
Luego, llegó toda una personalidad (el más solicitado por las chicas diría yo) el chef Quique Dacosta, que presentó El arroz: mil formas y colores, entre bromas y buena interacción con los asistentes. Una vez que terminó de cocinar, salió y pasó horas tomándose fotos y charlando con todo aquél que se le acercaba.

El chef Felipe Ramírez, haciendo gala de su sencillez fue uno de mis favoritos por sus formas, al hablar y cocinar. Inició su presentación dando datos importantes sobre la cocina yucateca, y aprovechó para mostrar cómo cocinar en pibil usando una olla de barro.

En seguida llegaron Ramón Freixa con sus Estudios sobre el jitomate; Junior Merino y sus historias, Sergi Arola con su cocina miniatura, Nacho Manzano con Pieles de pescados, y para terminar el día un Panel de vinos con Deby Beard, Juan José Gómez, Camillo Magoni y Pedro Poncelis, pero de esto les escribiré en alguna otra ocasión.

El segundo día de Madrid Fusión comenzó con el joven chef Marcos Morán, quien sorprendió cocinando una fabada muy ligera, y de cuya preparación reveló algunos de los secretos. Luego llegó la chef Mónica Solis (con porra y todo) quien preparó un postre, que aquí entre nos intenté robar pero fue imposible ante la mirada de poco más de mil personas. Ella usó piloncillo, chocolate de metate, pulpa de calabaza de castilla, entre otros ingredientes de nuestra cocina muy mexicana.

Postre de Mónica Solis por el que estuve a punto de delinquir.
Más tarde, Paco Roncero con Texturas del aceite de oliva, Rodrigo de la Calle con Gastrobotánica, Alicia Gironella de Angeli, Sylvia Kurczyn Villalobos y Gloria López de Morales en Las grandes damas de la gastronomía mexicana.

Para cerrar con broche de oro llegó el chef Paco Torreblanca con Creaciones usando cacao, otras cosillas que me hubiera gustado hurtar pero muy apenas y logre acercarme para tomar alguna foto; el chef Bricio Domínguez a quien le impusieron el reto de crear un platillo en ese momento, y salió bien librado entre bromas y alguna que otra muestra de florido lenguaje; y por último, el chef Joan Roca, quien tiene en su haber tres estrellas Michelin, y llegó con su cocina de las emociones.

Luego se dijo un “hasta pronto” a Madrid Fusión-México, que regresará el próximo año con más fuerza.