jueves, 5 de agosto de 2010

En el Rally Universitario

Una de las cosas que más disfruto hacer durante el Festival Expresión en Corto, es seguir a los chicos del Rally Universitario; es una labor sencilla, pero muy cansada.

Este año 2010, los equipos participantes y sus cortos: Claustro de Sor Juana, del DF, “Cruda”; Universidad del Centro de México, SLP, “De cuando escuchas pasar el tren”; Universidad Autónoma de Chichuahua, Chis, “En busca de la libertad”; Universidad del Norte de México, Zac, “Enséñame a volar”; CAAV de Guadalajara, “Irma vive”; Universidad de León, de SMA, “Mentiras de libertad”; Universidad La Salle Noroeste, “Recompensa… se busca el qué dirán”; ITESO, de Guadalajara, “Vota por Fernando”, este último fue el ganador del Rally.

Luego del banderazo, que en esta ocasión fue dado por la actriz Ximena Ayala, salen todos dispuestos a dar todo por obtener un buen cortometraje; objetivo que tienen qué lograr en tan sólo 48 horas.

Tras ellos salí yo, y desde los primeros minutos me encontré con varios contratiempos: el equipo rojo no tenía actor, la lluvia, algunos muy nerviosos y otros corrían sin mucha idea de a dónde ir. Esa primera tarde los dejé y fue hasta después de media noche que fui a visitar a un equipo que supuestamente estaría en la Plaza del Baratillo, y al que no encontré; y al equipo amarillo que estaría en Las Momias y efectivamente ahí estaban. Desde ese momento, y después de conversar un poco con ellos, me di cuenta que serían los ganadores o que por lo menos obtendrían un buen producto; a mi parecer, ITESO fue el equipo con más organización, compañerismo y respetó su tiempos; claves sin duda para hacer un buen trabajo.

Al día siguiente, muy temprano y una vez que paró la lluvia, me dirigí hasta el centro de la ciudad. A las 9 de la mañana uno de los equipos ya se encontraba en el templo de San Roque filmando, pero con un contratiempo: una de las actrices se reportó indispuesta y tuvieron que echar mano de “una doble”.

En San Fernando, el equipo amarillo ya con todo listo y levantando sus primeras imágenes del día; con mucho más ánimo que sueño, pese a que sólo durmieron 20 minutos. Unos burritos para desayunar y… ¡adelante!

Así me fui encontrando con varios grupos de jóvenes, algunos tranquilos y seguros del trabajo que realizaban, otros a los que los nervios evidentemente los estaban traicionando, y no faltaron los que ya hasta algunas leves discusiones entre ellos habían tenido. Otros, ya muy profesionales, no se mostraban muy contentos de mi intromisión. En fin, que los seguí hasta pasadas las 8 de la noche, y luego los dejé y no restaba más que esperar a ver los cortometrajes.

He de señalar que, pese a seguirlos, saber el título y ver la filmación de varias escenas, no tenía ni la menor idea de cómo quedarían los cortometrajes ni de su contenido.

Llegó la hora de la proyección, el ambiente en el Auditorio del Estado era todo de fiesta, y los nervios de los participantes eran evidentes. Uno a uno, recibieron el aplauso y gritos del público; llegó la hora de “Vota por Fernando” y lo que era una gran entrada, no pasó de ahí: un error impidió que lo pudiéramos ver. Los chicos muy preocupados corrieron, se resolvió el problema pero ya no fue posible verlo. La proyección se hizo hasta el siguiente día y sin el equipo presente. Yo lo vi, y en ese momento confirmé que sería el ganador: buena propuesta, gran imagen, divertido, arriesgado…fueron algunos de los puntos a favor.

La noche de la clausura llegó y efectivamente, ganó “Vota por Fernando”. ¡Felicidades!

Otro de mis favoritos, fue “Irma vive”, que me pareció muy llegador.

Vota por Fernando, equipo ITESO, ganador del Rally Universitario.