jueves, 1 de julio de 2010

Secrets Maroma Beach, bello y romántico

Hace unos días tuve la "fortuna" de estar en el Hotel Secrets Maroma Beach en la Rivera Cancún, gracias a la invitación de Mexicana para la presentación de EasyFly. La recepción a este lugar fue por demás amable, desde que se da el primer paso en su interior, se hace sentir la calidez del servicio.

Areas públicas, albercas, bares y restaurantes amplios y delicadamente decorados. Una habitación hermosa, con bella vista y gran cuidado en los detalles; que obviamete está hecha para el romance (lástima que iba yo sin pareja); muchas más amenidades de la media, tina de hidromasaje para dos, y una tina más en la terraza. ¿Sin duda se antoja, apoco no?

Está construido de tal forma que cada una de las habitaciones mantiene su privacidad al máximo hasta en la terraza, ideal para los lunamieleros, quienes ya cerca del medio día comienzan a aparecer en las albercas y la playa.

Por la noche, una cena deliciosa en un ambiente muy acogedor, y por la mañana bufete rico y variado para el desayuno. Además debo resaltar que el personal es realmente ¡un lujo!

Bello lugar sin lugar a dudas, lástima que después de tan magnífica impresión un solo detalle echara todo por la borda, les cuento: llego en la noche y decido tomar un baño en la tina de hidromasaje, la lleno de agua mientras me desmaquillo y me cambio; una vez con el agua al nivel justo, la enciendo y en ese momento comienza a salir basura y cabellos de los ductos, qué tal? Por supuesto que llamé a recepción para reportarlo, donde me propusieron enviar a alguien de mantenimiento a revisarla, a lo que no accedí pues ya casi era media noche. Al día siguiente, salgo a desayunar y al regresar ya estaban reparándola, lo que tampoco me pareció apropiado pues tuve que dejar la habitación para que pudieran trabajar.

Recibí las disculpas del hotel, gracias!!