viernes, 7 de mayo de 2010

Excelente experiencia en Volaris

Hace algunos días tuve por fin la oportunidad de viajar en Volaris, la línea aérea mexicana low cost de la que tan buenos comentarios había escuchado. Ya en otra ocasión comenté sobre las grandes ofertas en Volaris, así que en este post les contaré sólo sobre la experiencia de volar con ellos.

Muy temprano llegué al Aeropuerto del Bajío (BJX) para dirigirme a Tijuana, y el registro fue ágil. Luego, gran amabilidad por parte de los sobrecargos durante el tiempo de abordaje. Ya en el interior, me llama la atención que los asientos son más amplios y el espacio entre una fila y otra también es mayor. Debo resaltar que los uniformes de los sobrecargos me han parecido más agradables que los tristes atuendos azul marino a los que estamos acostumbrados en México.

En seguida, algunas palabras por parte del capitán de la nave, quien además resaltó la garantía de puntualidad con la que cuenta Volaris: si hay retraso mayor a 30 minutos, existe bonificación para los pasajeros. Luego, el despegue. Un vuelo muy tranquilo, cafecito de reconocida tienda mexicana, galletas y algunos reportajes y programas para distraerse un poco.

De regreso, de Tijuana al Bajío, un leve contratiempo: al parecer una piedra entró en la turbina y eso impidió que realizáramos el vuelo en esa nave. Bien organizados nos dieron las indicaciones para cambiar de avión y en menos de 25 minutos ya estábamos despegando. Pese a todo, aterrizamos tan solo unos 20 minutos después de la hora prevista.

He volado en muchas aerolíneas y puedo asegurar que Volaris tiene las característica de precio de una low cost, pero el servicio incluso mucho mejor que las regulares.

Sinceramente mi reconocimiento al servicio de Volaris.