Vamos a Europa con niños | Tips de Viajero. Blog de viajes en familia.

30 mar. 2010

Vamos a Europa con niños

Varias veces he tenido la oportunidad de viajar a Europa, pero mi primer experiencia con niña fue en 2009, la que estuvo mucho mejor de lo que esperaba.

Como madre, en un viaje tan largo hay mucho qué temer: largas horas de vuelo, la comida, el cambio de horario, los servicios, en fin.

Vale la pena resaltar que en Europa no se cuenta con tanta infraestructura pensada para niños como en otros países, donde si hay servicios especiales para ellos en atractivos, menús en restaurantes, baños, salas infantiles y demás. Pero por otra parte, la maravilla de Europa atrae y sorprende hasta a los más pequeños.

Para comenzar, debo aclarar que mi hija está acostumbrada a viajar y hemos llegado a destinos cada vez más lejanos, por lo que ha sido una enseñanza que se ha dado con el tiempo.

Algunos de los puntos que puedo resaltar y espero te sean de utilidad en tu viaje a Europa con niños:

* Para el viaje en avión, cuida que tome mucha agua natural, que duerma, que coma ligero y lleva muchas cosas para entretenerlo.
* Antes del viaje busca literatura sobre los países que visitarán, así se sentirá aún más atraido.
* Muchos museos, por no decir todos, no cobran la entrada a niños y eso es una gran ventaja.
* Cuando veas un baño llévalo enseguida aunque no tenga muchas ganas. Creeme que no hay baños donde sea.
* Antes de viajar, dale a probar ciertos alimentos que sabes encontrarás en Europa: muchos vegetales por ejemplo. Habla con él y dile que allá no encontrará las comidas que acostumbra en su país. También adviértele que hay cosas que serán iguales pero no sabrán igual, pero a cambio tendrá la oportunidad de conocer las delicias del país a visitar.
* Algunos atractivos, tienen una entrada más ágil para quienes llevan niños. Cómo es el caso de el Museo d’Orsay en París.
* No le permitas dormir durante el día, más bien, que vaya temprano a la cama y así se acostumbrará mejor al nuevo horario.
* Procura que se acostumbre a hacer sus comidas a tiempo, con el nuevo horario claro.
* Lleva algún jugo, fruta y barras en el bolso. En los museos y atractivos son carísimos y hay que hacer una larga fila para comprarlos.
* Yo acostumbro hacer las visitas de museos por la mañana, así podemos pasear por las tardes y visitar algunos sitios que sean de “no pensarle tanto”.

Acerca de Tips de Viajero

Mamá, amiga, hermana, mexicana, blogger de viajes. Viajo y comparto en mi blog, redes sociales y ahora también en video, mis experiencias de viaje en familia.

También te puede interesar

Con la tecnología de Blogger.