lunes, 1 de marzo de 2010

Churros, deliciosa tradición en el DF

Nací en la bella y caótica Ciudad de México, y entre el montón de recuerdos que tengo de mi infancia, están las visitas a Chapultepec, el Centro Histórico, y…los churros. Luego, cuando fui a vivir a Aguascalientes, seguí visitando la “capirucha” con frecuencia, así que nunca dejé de comer los fabulosos churros acompañados del chocolate.

Les menciono ahora algunas de las churrerías más famosas de esa ciudad.

El Moro. Quizá el lugar con mayor tradición, así como el más conocido y reconocido. Delicioso chocolate en tres estilos: mexicano, español y francés; yo prefiero los dos primeros. Y los churros…mmmmm! Inexplicable!!! Siempre calientitos y crujientes. Se encuentra en el Eje Central Lázaro Cárdenas 42, y se dice que está abierto siempre, las 24 horas del día todos los días de la semana. Eso no lo he constatado. Ahora me entero que se fundó en 1935, con razón iba desde que era niña.

Otra de mis favoritas por años, fue Mamá Sarita, donde más que los churros, que también eran riquísimos, el chocolate era una maravilla. Y miren que si de algo sé, es de chocolate. Varios estilos a elegir, y su especialidad era el que tomaban los aztecas: chocolate disuelto en agua. Se dice que el cacao con el que lo elaboraban, era traído de Tabasco, y que se procesaba de forma artesanal. Estaba en La Condesa, y me acabo de enterar que ha cerrado.
Otras churrerías son El Convento, en Plaza del Carmen 4, San Ángel; Xocawa, Alfonso Reyes 239, Condesa; y El Dorado, en Coyoacán. De las que no puedo comentar porque no las he visitado, pero he leído buenas referencia.