miércoles, 10 de febrero de 2010

Versalles ¡qué decepción!

Visitar el Palacio de Versalles ¡qué ilusión!; ir en el verano ¡qué decepción! Les cuento que había ya tenido la fortuna de estar en este hermoso lugar hace algunos años, durante el invierno y fue todo un agasajo: sin filas para comprar el boleto, recorrí todo a “mis anchas”, sin tanta gente hubo oportunidad de ver cada detalle y de permanecer en el famoso Salón de los Espejos por un largo rato. Hay gran diferencia con lo que ocurre si vas en el verano.

Dos grandes verdades conforman el caos que se encuentra en el Palacio de Versalles durante el verano:


1. Todos quieren ir a conocerlo y siendo París la ciudad más visitada del mundo, lo lógico es que se encuentren aglomeraciones.

2. Malísima organización. Si ya saben que reciben tanta gente, pues hay que optimizar los procesos (venta de boletos, entrada a baños, cafeterías, entrega de audio guías) y definitivamente controlar las entradas a cada área.

• Cuando llegas hay una enorme fila para comprar los boletos. Si saben que reciben miles y miles de personas ¿por qué hay tan pocas ventanillas?

• Una vez que sales de esa fila, hay otra igual de larga para entrar. ¿Por qué no hay un acceso directo de donde compras el boleto, para que de una vez ya vaya entrando la gente?

• Una vez adentro, hay que hacer otra fila para recibir la audio guía ¿por qué no la entregan al comprar el boleto?

• Si quieres ir al baño, tienes que salir del edificio y entregar la audio guía. Para regresar, debes hacer nuevamente la fila principal de entrada y volver a pedir la audio guía. ¡¡¡¿¿¿Por qué, por qué, por qué???!!! Además hay poquitísimos baños, y para colmo algunos no servían en julio 2009. Así que se debe hacer fila, por una media horan (por lo menos) para entrar. ¿Por qué no hay otra entrada al palacio, para gente que ya realizó el proceso de la entrada principal?

• Si te da hambre, hay una cafetería cerca de la entrada y otra en los jardines. No más de 4 personas atendiendo en cada lugar. ¿Por qué si saben que tendrás miles de personas hambrientas, solo hay 8 personas atendiendo?

Así me puedo seguir con muchos más detalles, que hacen que veas el Palacio de Versalles como una pesadilla, pero estos considero que son los más importante.

Te recomiendo que no compres el pase completo que cuesta 25 euros, pues como se pierde tanto tiempo en filas, no alcanzas a ver todo lo que incluye.
-->