lunes, 22 de febrero de 2010

Reflexión de mamá viajera

Algunas parejas conocidas se sorprenden de que llevemos a nuestra hija a todos los viajes, pues ellos dejarían a los niños si hacen un viaje a Europa, por ejemplo; pero a nosotros nos gusta ir juntos siempre que se puede.

En lo personal, ya he viajado sola, con amigos, de mochilazo, de lujo, en pareja, y ahora es mi momento de viajar en familia o de hacer viajes mamá-hija, y quiero disfrutarlo.

Mi hija es mi gran compañera de viaje, y quiero que cuando sea grande recuerde todos los momentos tan maravillosos que pasamos juntas en nuestras andanzas.

La vida es tan corta, un momento estás aquí y al siguiente…te has ido para siempre. Por eso, quiero pasar los mejores ratos con mi hija y disfrutar de algo que nos encanta hacer juntas: viajar.

También pienso que en algunos años más, ella ya no querrá andar tanto con sus padres y preferirá seguramente viajar o pasar el tiempo con amigos o su pareja, y entonces respetaré su decisión. Pero ahora que quiere estar y pasarla conmigo, pues siento que debo aprovecharla y no me gustaría dejarla con algún pariente mientras nosotros salimos de viaje. Así que hasta el momento siempre hemos elegido destinos a donde ella pueda ir, los que han ido cambiando con su edad.

Ya en el futuro nos llegará el momento de volver a viajar en pareja, y a ella, el momento de viajar sola, con amigos, en pareja y así, sucesivamente, pero en eso no quiero pensar ahora que gusta de ir conmigo.