lunes, 14 de diciembre de 2009

Oasis of the seas, el más esperado

Un tema que está en boca de todos es el Oasis of the Seas, el crucero más grande del mundo, y que pertenece a la famosa cadena Royal Caribbean.

Como lo he mencionado en otras ocasiones: los cruceros no son para mí; pero al ver Oasis of the Seas, casi me animo a tomar las maletas y subirme a él. Estoy investigando sobre puertos, costos y detalles porque de verdad que este crucero sí me subo.

Es un barcotototote, que desplaza 225 mil toneladas, mide 361 metros, tiene 16 cubiertas con 2769 camarotes y capacidad para casi 6300 pasajeros y más de 2 mil tripulantes… ¡impresionante!

Pues además de todo eso, cuenta con infinidad de espacios para el esparcimiento, el deporte y la diversión, como pista de basquetbol, pista de patinaje sobre hielo, un centro comercial con tiendas de renombre seguramente, restaurantes, bares, casino, gimnasio, spa, salas de entretenimiento para niños, la piscina más grande instalada en un barco, teatro, un gran parque llamado Central Park, que se dice, tiene más de 12 mil plantas y árboles (naturales), pared para escalar, jacuzzi panorámico y mucho más.

Al conocer la inmensidad de este barco, la idea que me llega a la mente es: seguro me pierdo. Pero eso no pasa en Oasis of the Seas, pues cuenta con un sofisticado sistema con grandes pantallas en los pasillos, que permite a los pasajeros ubicarse fácilmente.

Mi conclusión: creo que llegó el momento de vencer mis demonios y por fin animarme a hacer un viaje en crucero, pero quiero que sea en éste. ¿No ando tan perdida, verdad?