jueves, 17 de diciembre de 2009

Espectáculos callejeros en Europa

Una de las cosas que me encanta de Europa, es la gran cantidad de espectáculos maravillosos que se pueden apreciar por las calles. Es una práctica que considero, se debería imitar en todos lados.

Si bien se pueden apreciar músicos, mimos, puestas teatrales, malabarista y toda clase de expresión artística por toda Europa, creo que la ciudad que puede presumir de tener más espectáculos callejeros es París.

Viajar en metro es mucho más ameno con la compañía de dos buenos jazzistas (me encanta el jazz), o escuchar una buena camerata al entrar en una estación del metro, donde la acústica de verdad que ayuda, resulta una gran experiencia.

Música de todos los países y con artistas de gran calidad, que están habituados a “echarse un palomazo” en las calles, plazas y jardines, haciendo así que el paseante se deleite con su arte, es lo que te encuentras por toda la capital francesa.

Todos ellos acostumbran abrir los estuches de sus instrumentos musicales o penen sus sombreros, en espera de los Euros de los transeúntes, quienes gustosos hacen su aportación. Sobre todo los turistas, que se muestran asombrados y agradecidos.