lunes, 2 de noviembre de 2009

¡Hasta pronto Cervantino!


He tenido la fortuna de asistir a muchas ediciones del Festival Cervantino, y ahora que ha llegado a su fin este FIC 2009, escribo sobre lo que me dejaron estas más de dos semanas de cultura.

Para comenzar, les cuento que a la inauguración nunca voy, porque está siempre repleto y me desalienta escuchar los discursos de las autoridades. Pero, como el mismo espectáculo (Téâtre Sans Fil) se repetía al día siguiente, pues preferí esperar; me pareció una fabulosa forma de invitar a los niños a la ópera, con una historia fácil de entender y muy cotidiana: un niño malcriado; ya en algunas otras ocasiones los había visto y me encantan.

Al día siguiente asistí a La Cerré del Lombes, la que no me gustó para nada. Pero más tarde, me lancé al Teatro Juárez a disfrutar de una fabulosa Cena de Reyes: juego de palabras, vinito, bocadillos, buenos actores, qué les puedo contar, mejor búsquenla y no se la pierdan.

Los que nos hicieron bailar en la Alhóndiga fueron Willy Chirino, Paquito D’Rivera, Babasónicos, Fobia (con el guapo vocalista: qué bien se ve en persona) y Nortec, que de paso debo decir que pese a que me pareció interesante su propuesta, pues yo no los había escuchado, no creo que fuera un espectáculo para “clausura”, en fin. Por otra parte, Oscar Chávez y Jaime López son garantía de calidad y juntos son todo un as. Mi gran decepción en ese mismo escenario fue la Orquesta Tipica Fernández Fierro, pues amo el tango y acudí con gran ilusión a escucharlo, y me encontré con un grupo de jóvenes con gran habilidad para desarrollar su música, pero evidentemente “pasadísimos” (y si no lo estaban qué bien que lo actúan), y demasiado “divos”, engreídos y no les dedico más porque no vale la pena.

Obviamente no asistí a todos los espectáculos, así que me disculpen los que sé que fueron fabulosos, pero no los vi así que no puedo opinar de ellos. Pero de lo que tuve oportunidad de presencia, definitivamente mis favoritos fueron el Cirque Eloize y Teatro Sunil con Nebbia, Meno Fortas con Hamlet, Teatro de Babel con Cena de Reyes, y Pan.Optikum con La sensación del balón.

Los que me quedaron a deber, fueron Studio Festi , que ya había visto en otra ocasión y me parecieron fabuloso, y ahora no me resultaron tan espectaculares. Con los que reí mucho fueron con Mario Iván Martínez y Luis Pescetti.

Entonces, no me queda más que decir hasta pronto y esperar la edición 38 del Festival Internacional Cervantino, que tendrá como estado invitado a Querétaro y como país invitado a Colombia, el que dice traerá a Guanajuato a Juanes, Shakira, Botero y García Márquez… ¿será?

(Foto: Festival Cervantino / Cirque Eloize y Teatro Sunil con Nebbia)