jueves, 29 de octubre de 2009

Viajes para aprender


En todos los viajes se aprende algo, pero hay veces que programamos salidas con el firme propósito de aprender, ya sea visitando sitios arqueológicos, ciudades de gran importancia histórica o centros culturales.

Cada ciudad, cada país, cada pueblo, cada zona tiene su historia y qué mejor oportunidad para aprender que estando en el sitio mismo donde ocurrieron los hechos. Por esta razón es que existen también los viajes para aprender y en este caso, yo prefiero acercarme a los expertos, a los libros y guías autorizados que cuentan con la experiencia necesaria para darnos la información correcta y completa.

Viajes para aprender las tradiciones, para visitar zonas arqueológicas, edificios llenos de historia, museos, conciertos, expresiones artísticas…en fin. En este caso me permito recomendarles en México, los Paseos Culturales del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), que siempre cuentan con una interesante propuesta. Son guías especializados en su materia y los costos son muy acordes, incluso me atrevería a decir que son muy baratos. Yo he tenido la fortuna de acompañarlos en algunas ocasiones y la verdad, son muy profesionales.

Por ejemplo, ahora que se acerca el festejo del Bicentenario de la Lucha de Independencia en México, valdría la pena hacer un recorrido por la llamada Ruta de la Independencia, que si bien es muy larga, se puede resumir en una corta visita a Guanajuato, San Miguel de Allende y Dolores Hidalgo, pasando por Atotonilco, por supuesto. Para los extranjeros les cuento que esas ciudades se encuentran muy cercanas entre sí, a tan sólo una hora de distancia por carretera.