Recuerdo Cambridge y Castelraimondo


Recuerdo tantas cosas de la bella ciudad inglesa de Cambridge, sus fachadas de piedra vieja, sus techos de dos aguas, la gran cantidad de jóvenes, las mermeladas de Marks & Spencer, las tartas con crema batida encima, los pubs, los jardines botánicos, la Universidad de Cambridge, Quen’s Green, la bicicletas, la lluvia y mucho más.

Pasé una larga temporada en Cambridge estudiando inglés y eso me permitió recorrer muchos de sus rincones, así como pasear los fines de semana a los lugares cercanos. Ahora, no sé porqué me he acordado esta mañana de Cambridge, y también me he dado cuenta de que no he escrito nunca de ese lugar. De hecho no he escrito de los dos lugares donde he estado más tiempo, después de las ciudades donde he vivido en México: Cambridge en Inglaterra y Castelraimondo en Italia, en donde también estuve por un tiempo estudiando.

De Castelraimondo tengo aún más bellos recuerdos: la comida, el vino, los amigos, el frío, la oscuridad a las 4 de la tarde, el olor a chimenea, el pan, el mercado, los callejones, las fuentes, Camerino, y tanto que hay que contar.

Pues desempolvaré las fotos de Inglaterra e Italia, para platicarles sobre estos dos fantásticos países de los que conozco mucho y he escrito poco.