Animal Kingdom, safari y mucho más


Todos los parques de Orlando son divertidísimos. Cuando me preguntan cuál me gusta más, nunca sé que contestar. Entonces creo que es cuestión de gustos, como tengo alma de niña (aunque mi blog sea Tips de viajero, aclaro que soy “viajera”), entonces todos me entretienen enormemente.

Ahora les contaré algunas de las cosas que más me gustan del parque Animal Kingdom. Para comenzar entras a una jungla, con algunas aves y pequeños animales deambulando por todas partes, por cierto en ese parque las bebidas te las venden sin popotes y tapas, para evitar que éstos queden por ahí y puedan causar algún daño a esas pequeñas criaturas que se desplazan libremente por el parque.

Hay una película de tercera dimensión, fabulosa, y algunos otros atractivos; pero lo que más me gustó fue el safari, en el que viajas en un camión equipado como si fueras verdaderamente en Africa, pasas por riachuelos, piedras y terrenos irregulares que provocan el fuerte movimiento del vehículo. Durante el recorrido puedes apreciar a los animales (leones, jirafas, elefantes, cocodrilos, cebras), libres; y algunos de ellos incluso pasan muy cerca de ti.

Los escenarios del parque van de todos con el tema de aquellos países lejanos del Africa, y también hay venta de algunas artesanías, mochilas y chaquetas de explorador, música y todo un ambiente de safari.

El desfile se realiza pasado el medio día y es muy colorido y rítmico. Te recomiendo que observes entre los árboles, pues encontrarás sorpresas.

Para comer también puedes encontrar comida de aquellos rumbos y las tradicionales patas de avestruz. Ver a la gente comerlas me recuerda a “Los Picapiedra”.

Se dice que es el parque con mayor territorio. Además siempre cierra temprano, pues los animalitos deben descansar.