miércoles, 9 de septiembre de 2009

Llegada a Egipto y el primer tour

Egipto, viajar
Después de 10 horas de vuelo de la Ciudad de México a Amsterdam, permanecer 8 horas en la capital holandesa, y unas 6 horas más de vuelo de ahí hasta El Cairo; ya estaba el guía esperándonos en el aeropuerto, para entonces ya pasaban las 2 de la madrugada. Todavía unos 40 minutos más para llegar hasta el hotel Le Meridiem Pyramids, en Giza. A esa hora obviamente lo único en lo que se puede pensar es en dormir.

Ya al día siguiente, o más bien ese mismo día al amanecer, se va descubriendo una ciudad conmocionada, calurosa e impactante por su combinación de autos, carrozas y camellos, de turistas y vestimentas diversas. Una pirámide se ve a lo lejos, se ve como entre tinieblas, miles de turistas, una lengua extraña y las maravillas de Egipto comienzan.

El tour del día es por las famosas pirámides de Giza (Gizeh), que se encuentra a unos veinte kilómetros al sudoeste del centro de El Cairo. Llegando hasta las pirámides, lo primero que se debe hacer, sin duda alguna, es trepar piedra por piedra (por supuesto que hay que llevar zapatos cómodos y agua), y recorrer así una de las pirámides. Luego, el guía nos promete llevarnos al mejor sitio para tomar “la foto”.

Después, regresamos y recorremos las faldas de las pirámides con mucha más calma. ¡Un lugar impactante!