martes, 11 de agosto de 2009

Notre Dame y sus gárgolas


Visitar Notre Dame y admirar su fachada, sus vitrales y cada detalle de su interior, es maravilloso; pero subir a las torres, es lo mejor.

La Catedral de Notre Dame, de estilo gótico, se sitúa en la Ile de la Cité, en el centro de París. Está rodeada por las aguas del río Sena.

La historia, seguro la podrás leer en otro sitio web, aquí te voy a contar cómo me fue durante la visita, esperando te sirva mi experiencia.

Te cuento, que fuimos temprano, pues nuestra intención era subir a ver las famosas gárgolas. Hicimos fila por poco rato, pero eso fue gracias a que fuimos madrugadores, pues cuando nos retirábamos del lugar, ya pasado el medio día, la fila para subir era inmensa. Esto se debe a que van subiendo grupos reducidos.

El costo es de 8 Euros por persona, y visitas las torres, la campana de Emmanuel y puedes admirar las gárgolas de cerca. La vista de la ciudad desde arriba también es digna de admirarse. Es una grata experiencia, para niños y adultos; pues los pequeños relacionan inmediatamente la visita con la película de Disney.

Te recomiendo que primero subas a las torres y luego visites el interior de la catedral, por la que no es necesario hacer algún pago. No es muy larga la caminata, pero se hace lenta, pues hay muchísimos detalles por admirar, sobre todo los fantásticos vitrales. Después, puedes caminar por fuera de la catedral y visitar el jardín que se encuentra atrás y tomar un descanso, antes de continuar.

Si te da hambre, hay un Subway justo cruzando la calle, y tienen chiles en vinagre, todo un agasajo para los mexicanos.