lunes, 23 de marzo de 2009

Una tarde en el Templo Mayor


La Ciudad de México cuenta con infinidad de atractivos culturales, históricos y artísticos. Uno de los más importantes es el Templo Mayor, que se encuentra justo a un lado de la Catedral Metropolitana (otro bello lugar del que hablaré en otra ocasión).

Llegar hasta ahí es muy fácil, pues basta con tomar algún autobús o metro, hasta el Zócalo, y de ahí se llega caminando.

El Templo Mayor es un área muy grande de zona arqueológica, donde se pueden apreciar partes de las construcciones que eran parte de la ciudad de Tenochtitlan, además hay un enorme Museo con ocho salas con interesantísimas piezas y descripciones de diversas culturas.

Está abierto de martes a sábado de 9 de la mañana a 5 de la tarde. La entrada cuesta 45 pesos y es gratis para los menores de 13 años, adultos mayores, estudiantes y profesores.

Un lugar que encanta a niños y adultos, nuestra experiencia ahí fue excelente, pues mi hija recuerda muy bien mucho de lo que ahí aprendió.

Cuentan también con visitas guiadas y el personal en general es muy amable, sólo tuve una no muy agradable experiencia en la tienda del museo, donde una mujer se molestaba cada vez que le hacía yo una pregunta sobre los productos; por lo que decidí mejor no comprar nada y no hacer corajes.

Tip: Los domingos la entrada es gratuita para todos.