jueves, 26 de marzo de 2009

Amsterdam sin molinos



Antes de visitar Holanda siempre pensé que me encontraría con un país lleno de molinos de viento y cuál sería mi sorpresa que al llegar ahí sólo vi uno, que además es sólo atractivo turístico.

Yo describo Amsterdam como una ciudad de jóvenes elegantes, pues predomina la población entre los 25 y 30 años y todos vestidos de negro, al igual que en Nueva York. Algo a resaltar, que la gente va fumando mariguana por la calle como si fuera un Marlboro, algo completamente extraño mi pues en mi país, como en muchos otros, esto estaría penado.Cuanta con varios museos de gran importancia, como la casa de Vincent Van Gogh (del que hablaré en otra ocasión), y el museo de cera Madame Tussauds, éste último es muy chico, menor que el de Nueva York, pero más grande que el de Las Vegas. Vale la pena recordar que el primer y original Museo Madame Tussauds se encuentra en Londres, ese sí que es una maravilla.

Tip: Si visitas Amsterdam, cuidad muy bien tu cartera, porque al parecer hay “carteristas” especializados a los que les bastan unos segundos para “hacer de las suyas”.