jueves, 27 de noviembre de 2008

Visita al Palacio de Versalles


Un lugar impresionante, al que no le hacen justicia ni las fotos ni los videos; ¡nada como estar ahí!

Para comenzar, es muy fácil llegar hasta ahí, desde el centro de París, pues el sistema de trenes y metro es excelente. El lugar donde está el palacio o castillo, como lo llaman algunos, se llama también Versalles y es una ciudad pequeña muy agradable.

Es todo un conjunto de museos, sitios históricos, jardines, esculturas, en fin, que unas horas simplemente no bastan.

En alguna parte leí que el palacio cuenta con más de 2 mil ventanas y unas 700 habitaciones, por supuesto que no puedes visitarlas todas, pero lo que no debes perderte es la Galería de los Espejos, que es ¡bellísima!

Este salón servía de comunicación entre los departamentos del rey y de la reina en algún tiempo.


miércoles, 26 de noviembre de 2008

Tiempo de crisis, tiempo de viajar?

La industria turística es una de las más golpeadas en tiempos de crisis, pues la gente piensa en las necesidades básicas de la familia antes que pensar en vacacionar.

Sin embargo, si tu eres de las personas que tienen su ahorrito, que no tienen deudas y pueden darse el gusto de unos días de vacaciones, pues este es el mejor momento para hacerlo. Por ejemplo: mientras el hospedaje en un buen hotel en Las Vegas, normalmente cuesta unos 80 dólares la noche, en este momento la puedes conseguir por 60 dólares y además te dan bonos, como 10 dólares para gastar en Starbucks, y 25 dólares para usarlos en el restaurante. Este es sólo un ejemplo.


lunes, 10 de noviembre de 2008

No te olvides de visitar Montmartre


Si eres bohemio o no, si te gusta el arte o no, si te fascina la pintura o no; un lugar que no debes dejar de visitar sea cual sean tus gustos, es Montmartre, pues es uno de los barrios más simbólicos de esta ciudad.

Se trata de un lugar donde además de una plaza (mucha gente relaciona el nombre solo con la plaza donde hay pintores), siempre está repleta de artistas, pintores que dejan verse durante la creación de sus obras; hay cafetines típicos franceses, un maravilloso ambiente, el templo del Sagrado Corazón, el funicular, museos, galerías y muchas cosas más.

Creo que París es una de las pocas ciudades del mundo que pueden darse el lujo de hacer extrañas mezclas de tradición y modernidad en su arquitectura, y eso se puede notar en el Funicular, que es todo modernidad, y se usa para llegar al Sagrado Corazón.

Además es un sitio lleno de historia del arte, pues por ahí han pasado grandes pintores, como Pissarro, Toulouse-Lautrec, Steinlen, Van Gogh, Modigliani, Picasso, quienes tomaron este sitio como parte de sus vidas. Y qué decir del cine, pues allí se han filmado escenas de muchas películas: date un tiempo para buscar el café de Amelié, que está en 15 rue Lepic.



jueves, 6 de noviembre de 2008

Roma ¡sorprende!


Lo que más recuerdo de Roma, son las gratas sorpresas que me encontré a cada paso. Cada calle, plaza, y rincón de la ciudad son de ensueño. Por ejemplo, una de las primeras cosas que yo deseaba ver era el Coliseo Romano, y recuerdo que me encaminé hacia allá, ayudada por un mapa y el metro (que no es tan grande como el de la Ciudad de México, por lo tanto resulta sencillo desplazarse en él), tomé la línea B que me llevó hasta la Piazza del Colosseo, y al salir de la estación, lo primero que ví, fue uno de los costados del impresionante edificio. Luego, caminarlo resultó ser todo un espectáculo, además que las ruinas que se encuentran frente al Coliseo son también fabulosas.

Cabe mencionar, que ahora el Coliseo es una de las nuevas 7 maravillas del mundo.

El Coliseo Romano se encuentra en el corazón de la Piazza del Colosseo y su horario de visita varía dependiendo de la temporada del año, pero siempre abre a las 9 de la mañana, y lo que cambia es la hora en que cierra. El costo por entrar es de unos 15 euros.

Tip: Siempre hay forma de ahorrar cuando viajas, una forma de hacerlo es buscar pases que te incluyan varias entradas a atractivos y museos. Yo te recomiendo el Roma Pass

sábado, 1 de noviembre de 2008

Los Campos Elíseos en invierno

En cualquier época del año, Europa es un bellísimo destino para visitar. La ocasión que estuve allá casi en la Navidad, recuerdo la gente abrigada caminando por las calles de Roma y París, los aparadores con grandes adornos propios de la temporada; y los Champs-Élysées (Campos Elíseos) iluminada y con ese aire invernal de película.

En aquél tiempo no sabía que el nombre proviene de la mitología griega, y qué significa la morada de los muertos para las almas virtuosas.

En esta calle hay tiendas de lujo, está la plaza Charles de Gaulle, la plaza de la Concordia, el Arco del Triunfo y muy cerca también el Palais de la Découverte (para los mexicanos les puedo decir que es un Papalote Museo del Niño, instalado en un magnífico edificio antiguo).

Tip: Caminar por los Campos Elíseos es todo un “show”, no pretendas hacerlo en una hora, pues requiere de mucho más tiempo para que de verdad aprecies todo lo que encontrarás a tu paso.